4 de mayo de 2012

Niger Delta

En 2008, una negligencia causó dos vertidos que contaminaron una región del Delta del Níger, uno de los 10 ecosistemas marinos y costeros de humedales más importantes en el mundo. El vertido destrozó el Delta del Níger, incrementando la pobreza de la población. Ahora dependen de la tierra contaminada para su sustento, y no tienen acceso a agua potable. Con todo, y a pesar de sus enormes beneficios como empresa (28.600 millones de dólares en 2011), Shell se niega a reconocer el desastre, a limpiar la zona y a pagar las indemnizaciones a las comunidades afectadas.
Reclama a Shell que pague la indemnización

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada